lunes, mayo 03, 2010

Elche: Un incendio en la Audiencia Provincial destruye sumarios y aplaza juicios

La indignación de todos los trabajadores de la Sección Séptima de la Audiencia Provincial, era mucho más fuerte que el olor a humo que seguía presente horas después del siniestro. Un incendio, intencionado como luego pudo comprobar la Policía Nacional, provocó la destrucción de 150 sumarios que se encontraban en trámite de calificación por parte de la sala.


Las oficinas de la Sección Séptima en el Palacio de Justicia, dan a la zona ajardinada del cauce a la que se accede bajando una escalera. Por eso, el o los autores del incendio tuvieron que subirse a algo para poder llegar a la ventana, a unos ocho metros del suelo, desde la que comenzaron las llamas. Rompieron el cristal -además hay barrotes para que nadie pueda acceder-, que ya presentaba alguna que otra fisura anterior, para echar la gasolina empleada y con el fin de garantizar una rápida combustión.

Según los datos facilitados por el Tribunal Superior de Justicia de la Comunitat Valenciana, todos los procedimientos afectados conllevan peticiones de prisión que oscilan entre los 5 y los 20 años de cárcel para las personas que se encuentran imputadas en los mismos. La sala, como se indica en un comunicado oficial, ya ha iniciado las gestiones para recuperar el material destruido, «lo que se prevé lograr en pocos meses».

El presidente de la Sección Séptima de la Audiencia Provincial en Elche, José Madaria, coordinará un equipo de refuerzo para la reconstrucción de los expedientes. Contará para ello con un magistrado de apoyo y al menos dos funcionarios, que a partir de ahora se encargarán, bajo su supervisión y la de la secretaria judicial, de la recuperación del material destruido. El TSJ señala que la existencia de soporte informático que permite archivar toda la documentación existente en papel posibilitará, «en apenas unos meses», obtener una copia de la totalidad de las causas perdidas.

De este modo, como explica el Alto Tribunal en su comunicado, el incidente no afectará al normal funcionamiento de este órgano judicial, «objetivo que se sospecha perseguían los autores del incendio». En las dependencias judiciales se continuará trabajando «con normalidad», hasta que todos los expedientes sean recuperados.

Vistas suspendidas

El incendio obligó, no obstante, a suspender las catorce vistas que había programadas, así como la continuación de un juicio y hasta cinco sesiones que había señaladas hasta el próximo miércoles.

Según explicó José Madaria, «vamos a suspender un par de días las vistas porque no disponemos de luz ni de ordenadores ahora, y hay que adecuar las instalaciones para que los funcionarios puedan desarrollar su trabajo en condiciones adecuadas». Confía plenamente en que «de los pleitos más inmediatos que ha habido que suspender, en el plazo máximo de entre siete y diez días volverán a celebrarse, por lo que no se ha acabado el mundo y estaremos de nuevo en funcionamiento en poco tiempo».

Mientras los funcionarios de la Sección Séptima se afanaban por poner un poco de orden y tratar de recuperar lo que se pudiera, comenzaban los primeros trabajos para que la sala ilicitana de la Audiencia Provincial recuperara el suministro eléctrico. Después vendrán las tareas de limpieza y acondicionamiento de las oficinas.

Agilizar el traslado

El incendio y las necesidades de espacio que de por sí tiene la Sección Séptima de la Audiencia Provincial, pueden promover la agilización del traslado de las dependencias de la sal a la Ciudad de la Justicia, en el barrio de Los Palmerales, cuyas obras están prácticamente finalizadas. De hecho, de acuerdo con el calendario previsto por la Conselleria de Justicia, la Audiencia comenzará el cambio el 1 de julio. En las actuales circunstancias, no se descarta adelantarlo.

Fuente: lasprovincias.es